Pautas a seguir en la educación de los hijos/as

Hola a todos/as

A continuación os dejo una serie de recomendaciones en forma de decálogo, de cómo enfocar la educación de los niños/as. Está elaborada por la prestigiosa psicóloga Patricia Ramírez Loeffler. Espero que os sean de utilidad.

1.        Educa con el refuerzo, más que con el castigo. Premiando lo que está bien poe encima de lo que no se debe hacer.

El niño/a obedece mejor la orden cuando le dices lo que tiene que hacer que cuando le insistes en lo que está mal.

Ejemplo: En lugar de decirle “deja de jugar con la pelota en casa”, dile “por favor hazme un dibujo de esos tan chulos que tú haces”.

 

2.         Es importante no cambiar todo lo que te moleste de golpe. El niño/a tiene una memoria limitada para memorizar “tanta orden”.

Elabora una lista con los comportamientos que te molestan y en los que desobedece, elige uno, el más incómodo, y empieza por ese.

Dedícale el tiempo que necesites, con paciencia. Cuando lo hayas controlado, empieza con el segundo de la lista. Y recuerda, mejor a través del refuerzo, que del castigo.

 

3.      La orden que des tiene que ser corta, clara y repetirse una sola vez. Utiliza un tono de voz conversacional, no grites. Si gritas o pierdes los papeles, le trasladas al niño/a “que puede contigo”, y entonces estás perdido.

Mantén la calma diciéndote “tranquilo”. Si transmites una orden con seguridad, la probabilidad de que te haga caso es mayor.

Transmite seguridad a través del volumen, el tono y tu conducta no verbal.Las personas que pierden los nervios no parecen ni seguras ni convincentes.

 

4.    El niño/a no puede sentir que te controla y que puede contigo. No le des esa información, no verbalices “me sacas de quicio”.

Simula e ignora su enfado, como si no fuera una batalla contigo. Y vuelve a hacerle caso y dedicarle atención sólo cuando se comporte como tú le has pedido. Que asocie portarse bien con recibir atención.

 

5.    Acostúmbrate, según la edad, a dar menos explicaciones de las que le das. Los niños/as piden un por qué para todo ¿por qué me tengo que duchar, por qué tengo que recoger ahora…?

Los niños/as tratan de perder tiempo y de llamar la atención. Si te acostumbras a justificarte con todo, sientas un precedente.

Hay temas que no son negociables y que se hacen porque si. Y también hay otro tipo de problemas que nada tienen que ver con el niño/a. No puedes hacerle participar en todas las conversaciones. El niño/a tiene que aprender que hay asuntos que no tienen nada que ver con él.

 

6.    Como pareja no conviene discutir delante del niño/a nunca, ni hablar de temas relativos a su educación delante de él.

Si os cuestionáis el uno al otro delante el niño/a, perderéis autoridad. El niño/a percibirá que no estáis de acuerdo y será fácil que os desobedezca y tense la cuerda continuamente, incluso juegue con el chantaje.

 

7.      Las rutinas para los niños/as son muy importantes, les dan orden y seguridad.

Si por ejemplo, cuando el niño se va a acostar, lleva siempre el orden de baño, cena, lavarse los dientes y cuento cada vez que lo metas en la bañera, el niño asociará el segundo paso y facilitará la obediencia. En cambio, si hoy empiezas por el baño, mañana por la cena y el tercer día ni una actividad ni otra, lo confundimos. El orden da seguridad.

 

8.      Cuando pongas un castigo, cúmplelo siempre. Si no sabes con qué castigar, es mejor que tomes un tiempo de reflexión.

Simplemente di “esto merece un castigo, luego hablamos sobre el tema”. Si pones un castigo severo, te sentirás mal y se lo querrás levantar.

Igual que cumples con los castigos, TIENES QUE CUMPLIR CON LOS PREMIOS PROMETIDOS, ya sea salir al parque, jugar, elegir cena o ver una película.

 

 

9.    No refuerces las pataletas. Salvo que tenga frío, calor, hambre, le moleste o duela algo. No atiendas el lloro ni las rabietas.

Desde que son bebés, aprenden a llamar nuestra atención a través del lloro. Enseguida lo asocian.

Si cada vez que chilla, grita, o te intenta dejarte en ridículo en la calle, le prestas atención, estás perdido. Tienen que aprender a llamar la atención pidiendo las cosas bien, con educación. Todo lo demás los convierte en tiranos y a ti en su esclavo.

 

10.  Trata de no gritar ni pegar. Si le enseñas a obedecer bajo la violencia, también querrán hacerlo contigo y con los amigos.

Los niños/as también se sienten mal cuando los tratas con desprecio y palabras fuera de lugar. Humillar es una manera de bajar la autoestima.

Categorías: Zona Familias

Navegador de artículos

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.